Enero según el almanaque Parenòstic

Estimados lectores, cada mes desde el Mercat de l’Olivar os contaremos un trocito del “Parenòstic”, o almanaque de Balears, en lo referente a las siembras y las temporadas de vegetales y frutas. Esta revista original de Hora Nova (Grup Serra) es la más antigua de todas las que se imprimen y publican en Mallorca (data de los años 20) y sigue atesorando una gran aceptación tanto en las ciudades de las Islas como en la Part Forana, donde todavía es un documento imprescindible entre la payesía.

“Según el autor de lunarios del siglo XVIII, Jerónimo Cortés, enero es el mes de Plinio El Viejo, el naturista y escritor latino (23d. JC-79) que era almirante de la flota de Mesina cuando sobrevino la erupción del Vesubio, en la que murió. Es autor de una “historia natural” compuesta por 27 libros, donde las relaciones del agricultor con la luna tienen un especial interés.

Enero debe su nombre a Jano, uno de los dioses más antiguos de Roma, guardián de todas las puertas, cuyas entradas y salidas vigilaba; por este motivo se le representaba con dos rostros opuestos.

En Roma su templo permanecía cerrado en tiempo de paz. Y dice Plinio que es bueno en la creciente luna de este mes injertar los árboles de flor temprana como los almendros, duraznos y ciruelos. Asimismo, aconseja la siembra en tierras calientes de pepitas ácidas de naranjas, limones, limas y cidras, así como huesos de melocotón, prisco y ciruelo.

Recomienda en la luna menguante cortar madera que ha de ser usada en construcción y carpintería de aquellos árboles que pierden la hoja. Es tradicional hacer horcas para las viñas y también podarlas. Se acostumbra a estercolar las huertas. Buena época para sembrar ajos y cebollas.

Se añadía que si a lo largo de esas semanas se oían muchos truenos significaba fertilidad de frutos y abundancia de aguas. Agregamos nosotros que es tiempo de sembrar patata temprana, sandía, puerro, zanahoria, lechuga, berenjena, pimiento, guisantes verdes y escarola. Por otra parte se lleva a cabo la recolección de berzas, repollos, brécoles, zanahorias, remolachas, achicorias, apios, escarolas, acelgas, naranjas y limones.

En cuanto al clima, es un mes anubarrado y revuelto, donde no faltan vientos del noreste, fríos y secos, ni las escarchas y heladas, aunque también pueden presentarse días apacibles. Sin embargo, a fines de mes, vuelven los vendavales y tempestades.

Para el jardinero no faltan las clásicas flores de finales de año como la abelia, el amaranto, el cielo estrellado, la berza ornamental, la reina margarita, el cariopteris, la cresta de gallo, el amaranto plumoso, el falso plumbago, el crisantemo, la dalia, el níspero de Japón, el helenio, el licóride, la nerina, la tuberosa, la palma de oro, la azucena amarilla y algunas otras.

En lo concerniente a la verdulería, pondríamos nuestra atención en las habas, esas legumbres que vinieron de Persia y que en la antigüedad fueron símbolo de la migración de las almas. “

Almanaque de las Illes Balears por Hora Nova ( D.L.P.M 2045 -1969)

Utilitzem cookies, pròpies i de tercers, per a optimitzar la seva visita i millorar els nostres serveis mitjançant la personalització dels nostres continguts i analítica de navegació. Més informació en la nostra Política de cookies.

Indiqui les seves preferencies per a les cookies: