Descubrimos los secretos de mercados históricos de Palma

Periodistas, blogueros y otros profesionales de turismo y gastronomía se dieron cita, el pasado sábado, en la puerta del Ayuntamiento de Palma, para comenzar un recorrido a pie por los rincones de Ciutat en los que se fue fraguando la figura de los mercaderes de la isla. ¿Quién está detrás de esta nueva propuesta cultural y gastronómica? Pues el equipo del Mercat de l’Olivar que, de la mano de Mallorca Cultural Tours, ha puesto en marcha visitas guiadas propias por el centro histórico de Palma y por el propio Mercat de l’Olivar.

A las 9 en punto de la mañana nos esperaba Albert, nuestro guía oficial que, con sus conocimientos, profesionalidad y excelente sentido del humor, nos descubrió cómo se distribuían los comerciantes de aquellos tiempos en los que Mallorca era un reinado independiente y multicultural.

El grupo de especialistas solo necesitó calzado cómodo y muchas ganas de empaparse de conocimiento: cómo se conservaban los alimentos en los puestos de venta, cómo era el recorrido por la ciudad para adquirir los productos del día a día, por qué existe una calle llamada Banc d’Oli o dónde se encuentra una insignia del antiguo asentamiento judío.

Todo esto y mucho más es lo que se vivió en este paseo que discurrió por las principales plazas y calles palmesanas, puntos de encuentro de los antiguos mercaderes: la plaza de Cort, la del Mercat, las Ramblas, la plaza Mayor, la d’en Coll, de la Quartera, de Santa Eulàlia y el Mercat de l’Olivar… ¡Palma esconde muchas historias que merecen ser contadas! Y Albert las conoce casi todas 😉

¿Cómo acabó la jornada? Pues en la gastroteca Mauricio, el espacio gastronómico del Mercat de l’Olivar en el que nuestro chef Mauricio sorprendió a los comensales con auténtico producto fresco y local del propio mercado. A la mesa ya no había historias que contar, era el momento de dejar paso al paladar. Todos los sentidos se activaron para conocer de cerca a la gastronomía mallorquina de nuestro Mercat de l’Olivar.

Gracias a todos los que participasteis de este encuentro y, especialmente, a nuestros guías en la calle, Albert, y en los fogones, Mauricio. Y vosotros, ¿os apuntáis a la próxima visita?

Os dejamos un precioso vídeo de la visita, para que podáis haceros una idea visual de la experiencia: