La receta de la semana: Tarta de calabaza

El mes de octubre es un buen momento para hacer una deliciosa receta de tarta de calabazas, aprovechando que es la temporada óptima para consumir este fruto anaranjado, si bien se lo puede encontrar durante todo el año. Además, se acerca la noche Halloween, la víspera de Todos los Santos, fiesta popular en la que la cabeza tiene gran protagonismo.

INGREDIENTES

Para la base:

125 g mantequilla

100 g azúcar moreno

125 g harina

50 g copos de avena

Para la tarta:

2 huevos

150 g azúcar

400 g puré de calabaza

350 ml leche condensada

½ c/c sal

1 c/c canela en polvo

½ c/c jengibre molido

CON LAS MANOS EN LA MASA

Batir con varillas la mantequilla y el azúcar moreno. Agregar poco a poco la harina y los copos de avena.

Forrar un molde de 23 cm con la masa obtenida, aplástandola bien para que quede bien extendida. Hornear a 180º durante 15 minutos y retirar del horno.

Batir en un cuenco grande los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla homogénea. Incorporar la calabaza hecha puré previamente, la leche condensada, la sal, la canela y el jengibre.

Verter la mezcla sobre la base y hornear 45-50 minutos a 180º hasta que al introducir un palillo de madera salga limpio. Retirar del horno y, sin desmoldar, dejar enfriar.

La tarta tiende a hundirse una vez se va enfriando, por lo que es conveniente separar los bordes del molde con la punta de un cuchillo.

Recomendamos reservar en la nevera una noche, por lo que conviene hacer esta tarta el día antes de consumirla.

Decorar al gusto y… ¡disfrutar!